lunes, 17 de mayo de 2010

4.Distribuir la ingestión diaria de los alimentos



Se trata de distribuir los alimentos en cinco tomas no muy abundantes :

- Desayuno :
Un desayuno saludable es fundamental para tener una buena salud. Lo recomendable es que incluya un lácteo, una fruta y un cereal, tratando de variar cada día para no aburridnos e incluir en nuestra día distintos alimentos para disfrutar de todos los nutrientes.

Lo que no se debe hacer es por norma desayunar un bollo, esas tentaciones no nos paortan los nutrientes necesarios para llevar una dieta saludable, y lo único que hacen es aportarnos grasas malas, azúcares y calorías que al final acaban pesando en la báscula. El desayuno basado en la dieta mediterránea es uno de los más sanos y recomendables. Se considera que un desayuno correcto debería aportar aproximadamente un 30% de las calorías totales consumidas al día. Idealmente, se le debería de dedicar un mínimo de 15 minutos en una atmósfera tranquila y relajada.
La importancia del desayuno:

El desayuno es la comida fundamental del día, ya que realizarlo o no nos afecta de forma notable a corto y a largo plazo. Algunas consecuencias de no desayunar (o sólo tomar un poco de café) son decaimiento general, mal humor, falta de concentración, bajo rendimiento físico e intelectual debido todo ello fundamentalmente a la falta de glucosa, lo que a su vez supone una alteración de nuestro organismo. Desayunar eleva los niveles de azúcar en sangre y así ayuda al cuerpo a funcionar con mayor efectividad. El rendimiento diario mejora con un desayuno adecuado ya que ayuda a memorizar, concentrarse y aprender.

Asimismo, se ha demostrado que los niños que no desayunan o que sólo toman un vaso de leche, rinden menos en el colegio que los que ingieren un desayuno adecuado.
* El desayuno, debería rondar las 500 calorías, constituyendo la segunda comida más importante del día.




No hay comentarios:

Publicar un comentario